domingo, 3 de enero de 2010

Las píldoras de Pac-man

Si hace unos días os mostré a qué sabe la seta de Mario, en esta ocasión llega el momento de saborear uno de los más misteriosos banquetes del mundo de los videojuegos: los cocos del comecocos, las píldoras de Pac-man.


Esta caja con forma de comecocos viene importada de Liverpool. No se puede abrir por completo, tan sólo se debe girar la tapa de forma que las diminutas y redondeadas píldoras salen por un agujerito.



Y te preguntarás, ¿a qué saben las míticas píldoras de Pac-man? Pues te lo diré, saben a medicamento con un ligero toque cítrico a naranja, pero la verdad es que el sabor es tan artificial como el que se le presume al pastillero de Pac-man. Aún así, la verdad es que la forma de la caja y el hecho de que dentro se hallen las famosas píldoras no pueden menospreciarse.


Una cosa sí que te puedo decir, desde que comí estas píldoras hace tiempo que no veo ningún fantasma.

Hasta la próxima entrada, cartucheros!

Entrada relacionada: La seta de Mario

3 comentarios:

Adol3 dijo...

Entre caramelos y píldoras pac man vas a ponerte fondón tipo Wario! Que más cosas hay por Liverpool? No hay nada de Resident Evil? XD

Juliàn Llorens dijo...

Seguro que podemos encontrar caramelos de zombies y cosas por el estilo. ;-)

Dani Meralho(Chambón Total) dijo...

Me congratula encontrar un blog sobre la época que más me gusta. Un saludo y gracias por pasarte por mi blog de gamefilia.