miércoles, 2 de noviembre de 2016

Vuelve la NES en modo mini

Volvemos a soplar, aunque sea tras mucho tiempo, pero es que esta noticia retro lo necesitaba.

Es de entender que los juegos retro sigan de moda, puesto que los primeros gamers que fuimos niños en su día seguimos nostálgicamente buscando aquella jugabilidad espectacular que daban los píxeles. Nintendo lo ha explotado bien tanto en sus portátiles Nintendo DS y Nintendo 3DS como en la Wii y la denostada WiiU. Pero una "nueva" consola va a ver la luz el próximo 11 de noviembre de 2016. Increible pero cierto, la NES vuelve.



Si bien el auge de los juegos retro se ha venido experimentando en los últimos años un empuje interesante, siendo incluso fuente de ingresos para las compañías como Nintendo y su Consola Virtual para Wii; el hecho de que la Nintendo Entertainment System (Famicom en tierras niponas) regrese en formato mini es una noticia que debemos destacar.

Se trata de una versión en miniatura de aquella magnífica consola gris rectangular. Viene con un mando cuadrado, de los que si te vicias te hace sangrar las manos y una selección de 30 juegos clásicos precargados. Hasta donde sabemos, se le puede añadir otro mando para jugar con un amigo pero no hay posibilidad de jugar a algun juego que no sea de los elegidos. También viene con un cable USB al que hay que añadirle el enchufe USBcomo fuente de alimentación.

LISTA DE JUEGOS NES MINI
  • Balloon Fight
  • Bubble Bobble
  • Castlevania
  • Castlevania II: Simon's Quest
  • Donkey Kong
  • Donkey Kong Jr. 
  • Double Dragon II: The Revenge
  • Dr. Mario
  • Excitebike
  • Final Fantasy
  • Galaga
  • Ghosts'n Goblings
  • Gradius
  • Ice Climber
  • Kid Icarus
  • Kirby's Adventure
  • Mario Bros.
  • Mega Man 2
  • Metroid
  • Ninja Gaiden
  • Pac-Man
  • Punch-Out!
  • StarTropics
  • Super C
  • Super Mario Bros. 
  • Super Mario Bros. 2
  • Super Mario Bros. 3
  • Tecmo Bowl
  • The Legend of Zelda
  • Zelda II: The Adventure of Link
 Sí. Todos los Super Mario de NES, los dos Zelda, el Punch Out y otros clásicos están presentes. Pero no habrá forma de instalar juegos, al menos de forma oficial. Ya veremos qué logra el ingenio de la gente. Lástima que la ranura de esta Mini NES es de adorno y no podremos soplar minicartuchos.

Hasta la próxima entrada, cartucheros! Puede que en 2017...

sábado, 7 de diciembre de 2013

Los videojuegos antes y ahora

Si hay algo que ha evolucionado a la velocidad del rayo en la industria audiovisual, son los videojuegos. Los extintos salones recreativos, el acto de soplar un cartucho y conseguir que funcionase mágicamente, la rivalidad entre Mario y Sonic, el modo multijugador y un largo etcétera quedan reflejados en esta magnífica viñeta.

Su alusión a soplar el juego para lograr que funcione ha logrado que la nostalgia nos invada en todo momento. Hasta la próxima entrada, cartucheros!
Vía: Dorkly

jueves, 7 de noviembre de 2013

Casette de Sonic Mix

Hace unos días, rebuscando por un cajón me encontré con un casette curioso que había olvidado completamente. Se trata del auténtico e inimitable "Sonic Mix". Un heredero de una época retro en la que los casettes eran el único modo de transportar música, en el que el adjetivo "mix" venía acompañando a cualquier disco de música que se precie y en el que nuestro querido erizo Sonic era el auténtico enemigo de Mario.

Sonic Mix

Canciones de Sonic Mix

Posteriormente llegarían el Sonic Mix 2 y el Sonic Mix 3, todas unas joyas del frikismo retro que quería compartir con vosotros. Se podría hacer una enorme entrada sobre los discos y álbumes que se han publicado utilizando el tirón de los personajes de los videojuegos. Pero me queda una duda que no me atrevo a preguntarle a Google, ¿alguien recuerda un Super Mario Mix?

Hasta la próxima entrada, cartucheros!

lunes, 14 de octubre de 2013

Grafitti pixelado en Irlanda

En ocasiones, al doblar la esquina, uno puede encontrarse con sorpresas inusitadas. En Cork, Irlanda, algún artista ha decidido inmortalizar el mundo de Mario Bros con sus pinturas. Podemos incluso interactuar y saltar en uno de esos famosísimos bloques que el fontanero bigotudo suele partir a cabezazos. Algo, que aunque tentador, en este caso hemos evitado emular.


Hacía mucho tiempo que no escribíamos nada por falta de tiempo, pero esta ocasión lo merecía. Aprovechamos para mandar desde aquí todo nuestro apoyo a la gente de Big Fish, compañía norteamericana de desarrollo de casual-games y que al parecer cierra sus oficinas de Irlanda de forma definitiva echando a la calle a más de 80 auténticos profesionales en una repentina e inesperada decisión. ¡Os deseamos mucha suerte a todos!

Hasta la próxima entrada, cartucheros!

martes, 27 de noviembre de 2012

Soplar cartuchos hace que funcionen

Al parecer, un reciente estudio asegura que soplar cartuchos no los reparaba, sino que los estropeaba aún más. Bien, desde Sopla El Cartucho no podemos más que contradecir esta afirmación indicando con total claridad que dicho estudio se basa simplemente en pruebas no-científicas de dudoso rigor. Los cartuchos de NES actualmente tienen mucho más tiempo, son viejos y, por ende, tienen una mayor tendencia a no funcionar que antaño. 

Desde nuestro blog queremos desmentir tajantemente este estudio que consistió en soplar diez veces al día durante un mes entero el cartucho de un videojuego y guardarlo junto a otro cartucho sin manipular. El resultado reveló el desgaste del cartucho soplado una vez transcurrido el tiempo de pruebas. ¡Diez veces al día! Todo en exceso es malo y hay que saber utilizar el poder reparador del soplido. Ya en su momento, notamos con estupor que el propio manual de la Nintendo DSi alertaba de los riesgos de soplar el cartucho, pero por culpa de la saliva.


Soplar el cartucho era una experiencia mística, de caracter espiritual y orgánico, que producía una simbiosis entre el mundo real y el de los videojuegos. Cuando soplábamos el cartucho, sabíamos que nada podía ir mal. Sabíamos que todo se arreglaría.

Todos hemos soplado un cartucho en alguna ocasión. Y a todos nos ha funcionado.

Desde aquí os animamos a no hacer caso de estudios carentes de sentido y a seguir soplando vuestros cartuchos con precaución y seguramente con una lagrimilla nostálgica resbalando por la mejilla.

Hasta la próxima entrada, cartucheros!